Cuidemos el agua y los nevados en la Sierra Nevada de Santa Marta

Home|Community|Cuidemos el agua y los nevados en la Sierra Nevada de Santa Marta

El agua no solo es un recurso natural crucial, sino también un tesoro invaluable que ha desempeñado un papel vital en el desarrollo de nuestra sociedad y de la vida en nuestro planeta. El 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua, y es importante despertar consciencia sobre nuestra responsabilidad en el cuidado de la misma. 

 

Dentro de nuestro contexto regional, en la Sierra Nevada de Santa Marta nacen 36 ríos, principales fuentes de agua para 3 de sus departamentos. Sin embargo, desde hace varios años entidades como la Fundación Pro Sierra Nevada de Santa Marta han declarado que la gran cantidad de deforestación, quemas y expansiones agrícolas y ganaderas en el territorio afectan la función de retención hídrica, alterando los flujos y balance natural de las cuencas. Sumado a esto, existen estudios indicando que, en los nevados de la Sierra, durante los años de 2000-2010, se presentó el mayor nivel de deshielo, debido a que en este rango de tiempo hubo sequía y un aumento de la temperatura. Han concluido que para el año 2035, la Sierra no contará con nieve. Varias de las consecuencias que trae el deshielo en los nevados son la modificación del ciclo hidrológico o las avalanchas. 

 

En medio de toda esta problemática es importante resaltar algunas de las medidas que se han tomado para proteger el agua en la Sierra Nevada de Santa Marta, comenzando por las de sus pobladores tradicionales: los pueblos indígenas que la habitan. Muchos se han manifestado oponiéndose a proyectos hidroeléctricos o represas que amenazan el ciclo natural del agua. Desde la visión tradicional, el agua es medicina y la parte más importante de la curación es el reconocimiento de la Naturaleza como ser vivo para que esta medicina pueda funcionar. 

 

Por otro lado, se han tomado medidas como la ampliación del Parque Nacional Sierra Nevada de Santa Marta para su protección, así como diálogos junto a las comunidades encaminados a la restauración ecológica a través de la educación, diálogo social, y fortalecimiento de las organizaciones. Aun así, el cuidado del ecosistema, los ríos, los nevados y el agua es un proceso activo del que todos debemos ser parte. Invitamos a los lectores a responsabilizar su consumo de agua, tratar con respeto los espacios naturales que visiten, no arrojar basuras y recordar que cada objeto utilizado en su día requiere una cantidad de agua para su producción. El deshielo en los nevados es una problemática que a todos nos compete. 

 

Por Laura Dib

Post Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.